En estos momentos de dificultad, aislamiento, es necesario, establecer unos HÁBITOS DIARIOS.


Para ello, resulta imprescindible establecer una serie de TAREAS:

1-HORARIOS. Es aconsejable respetar y mantener los horarios de comidas, trabajo, descanso.

2-EJERCICIO. Tu cuerpo necesita moverse. A pesar de las limitaciones es necesario encontrar el modo de realizar algún ejercicio físico, paseando por la casa, haciendo sentadillas…

3-ASEO PERSONAL. No descuides tu aseo. Procura hacerlo diariamente y no te pases el día en pijama!

4-LIMPIEZA. La casa, el lugar dónde trabajas debe permanecer lo mas limpio, posible.

5-OCIO. Es el momento de dedicarle tiempo a aquellas actividades que, normalmente no podemos. Así, recuerda ese libro que querías leer o esa actividad que te llevaba tanto tiempo practicar.

5-RELAJACIÓN. Es fundamental dedicarle unos minutos al día a este espacio, sobre todo, incidiendo en practicar la respiración, una o dos veces.

6-MANTÉN EL CONTACTO. Afortunadamente, esto es justo lo que sí podemos seguir haciendo, a pesar de las restricciones físicas. Usa las videollamadas. Es muy necesario ver el rostro de los familiares.


Por último, y como elemento de equilibrio, resulta aconsejable intentar APRENDER ALGO NUEVO, una palabra buscada en el diccionario, una receta de cocina… Todo ello, ayuda a nuestro cerebro a crear nuevas neuronas y mantener nuestro EQUILIBRIO FÍSICO Y EMOCIONAL.


Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *