TODO ES POSIBLE.
TAN SOLO HAY QUE CREERLO.


Si te encuentras nervioso o impaciente o simplemente, pensar en el mantenimiento de esta situación, ya se hace difícil, te animo a realizar el siguiente ejercicio de ATENCIÓN-CONCENTRACIÓN.

Basta con fijarse en un objeto cotidiano, como puede ser una taza, un libro, un utensilio de cocina.
Fíjate en su forma, color, cómo se creó, qué personas contribuyeron a su creación.

Dedícale unos minutos a esto, DIRIGIENDO TU ATENCIÓN HACIA DONDE TÚ QUIERES.


Esto puede ayudarte a:

1-CONTROLAR TU ATENCIÓN.

2-CALMAR TU MENTE.

3-DIRIGIR TU VIDA.

TODO ES POSIBLE.

TAN SOLO HAY QUE CREERLO.


Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano REFLEXIONES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *