Blog

Entradas recientes

"Para que surja lo imposible, hay que intentar una y otra vez lo posible" (Herman Hesse)

La astenia primaveral es una situación de cansancio y decaimiento que suele presentarse al inicio de la primavera, afectando a un gran número de personas, provocando una limitación en la realización de su vida diaria

¿Qué es?

La astenia primaveral no es una enfermedad, ya que sus síntomas suelen desaparecer a medida que la estación se va instaurando.

Se trata de una situación que acontece al inicio de la primavera pudiendo manifestarse de diversas maneras.

Afecta a un gran número de personas y suele condicionar de una manera negativa la actividad diaria.

Por qué aparece la astenia

En general suele tratarse de una falta de adaptación de nuestro ritmo biológico al cambio estacional, horas de luz y cambio de hora.

Se habla de una alteración hormonal, centrada a nivel de hipotálamo que, es el centro regulador de nuestro organismo y que es el que facilita esa adaptación en momentos de cambio.

También, según la Medicina Tradicional China, el hígado es el órgano encargado de llevar a cabo la función depurativa que suele tener lugar en esta estación. De este modo, si el hígado se encuentra saturado por la alimentación de invierno y el estrés acumulado, no realiza bien su función.

Síntomas de la astenia primaveral

La astenia primaveral suele presentarse de muy diversas maneras, pudiendo afectar a cada persona de un modo diferente.

Entre los síntomas habituales cabe destacar:

  • Cansancio
  • Dificultad para levantarse por la mañana.
  • Mareos.
  • Dificultad para la concentración.
  • Apatía.
  • Sensación de aturdimiento.
  • Cefaleas o pesadez.
  • Falta de apetito.
  • Disminución de la libido.
La astenia primaveral presenta una serie de síntomas que nos alertan de la presencia de esta situación.

¿Cómo podemos mejorarla?

Para mejorar esta situación de cansancio podemos señalar algunas medidas que nos ayudan.

Entre ellas se pueden destacar las siguientes:

la dieta es uno de los pilares básicos que contribuyen a mejorar la astenia primaveral.
Dieta. La dieta es uno de los pilares básicos para mejorar este cansancio. Elige alimentos crudos, de temporada que te ayudan a depurar el hígado.
Las técnicas de relajación o la meditación nos ayudan a combatir esta astenia primaveral.
Relajación. Cualquier medida que te ayude a relajarte como yoga, tai-chi, Qi kung o meditación que favorece la conexión contigo mismo.
La astenia primaveral suele mejorarse tras la práctica de deporte.
Deporte. Practicar algún deporte o simplemente pasear, es una de las medidas que contribuye de un modo significativo a mejorar este cansancio.
Sueño. Hay que dedicar una mención especial al sueño. Las horas de luz en aumento conducen a que dediquemos mas tiempo al aire libre. Sin embargo, nuestro cuerpo necesita mas horas de sueño. Es importante acostarse antes de la hora habitual.
Sol. Disfrutar de las horas de luz es un factor clave para, poco a poco, ir adaptándose a los nuevos cambios que la estación trae consigo. Dedica un tiempo al ocio, disfrutando de las horas de luz solar.
Interiorizar qué es lo que queremos hacer y hacia dónde nos dirigimos, para poder estar en conexión con nosotros y nuestro entorno. Esto facilita la adaptación a la nueva etapa primaveral.

Por Julia Nogueira Soriano

Soy Julia Nogueira. Soy Médico Integrativo. Me dedico a la Medicina Integrativa desde hace mas de 20 años. Trabajo en consulta. Abordaje de situaciones desde diversas perspectivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuéntame
¿Necesitas ayuda?
Cuéntame cómo puedo ayudarte.
Hola, soy Julia Nogueira.
Ponte en contacto conmigo y trataré de resolver
todas las dudas que presentes.