¿Tienes alergia? es una patología frecuente en primavera

La alergia estacional es una de las patologías mas frecuentes durante esta etapa primaveral.

Afecta a un gran número de personas y se manifiesta de diferente forma según la preponderancia de que esta afección tenga desarrollada en cada persona.

Qué es la alergia estacional

La alergia estacional es una de las patologías mas frecuentes durante la etapa primaveral.

Afecta a un gran número de personas, sin presentar diferencias en cuanto a género y edad. Incluso, los niños se ven afectados por diferentes tipos de alergias.

Se trata de un proceso patológico que origina una reacción por parte de nuestro sistema inmunológico ante la presencia de algún elemento que se considera extraño.

Puede tratarse de diferentes sustancias que, una vez sean inhaladas, ingeridas o aplicadas de forma tópica, provocan en nuestro organismo una reacción alérgica.

Se denominan alergenos.

Entre los principales tipos de alergenos, podemos citar los siguientes:

  • Polen.
  • Ácaros del polvo.
  • Esporas de moho.
  • Alimentos.
  • Insectos.
  • Fármacos.
  • Pelo de animales.

Síntomas de alergia estacional

La alergia estacional es una patología frecuente que suele manifestarse de diferente forma según la zona afectada.

Entre los síntomas mas frecuentes se pueden destacar los siguientes:

  • Rinorrea. Se refiere a la presencia de mocos, que afecta de un modo particular, ocasionando malestar y dificultad respiratoria. Suelen presentarse mocos con diferente densidad, desde mocos claros y acuosos hasta la presencia de una mucosidad densa.
  • Estornudos. La presencia de estornudos es uno de los síntomas guía que nos avisan acerca de la presencia de un proceso alérgico. Se pueden presentar de forma explosiva o suave y manifestarse de forma puntual o repetida a lo largo del día.
  • Congestión nasal. Este síntoma provoca malestar y dificultad respiratoria, lo cual, conlleva, incluso, alteraciones en el sueño.
  • Tos. La presencia de tos indica una afectación de las vías aéreas de forma repetida que condiciona un malestar importante. Suele ser resistente y de difícil tratamiento en algunas ocasiones.
  • Disnea. Se trata de la presencia de dificultad respiratoria originando compromiso respiratorio, lo cual, compromete la salud de la persona que lo padece.
  • Sibilancias. Se refiere a la presencia de ruidos respiratorios al inspirar o espirar que acompañan a la disnea y a la tos en muchas ocasiones.
  • Picor de ojos. Es un síntoma frecuente de aparición en las alergias estacionales.
  • Lagrimeo. Suele acompañar a los síntomas respiratorios.

la alergia estacional presenta unos síntomas peculiares

¿Cómo se puede abordar la alergia?

Uno de los aspectos relevantes a tener presente, es el modo en que cada individuo reacciona ante un mismo alergeno.

En este sentido, resulta necesario comprender que, cada persona manifiesta la alergia de un modo diferente según, su modo particular de reacción.

Así pues, no se pueden establecer tratamientos generales sino, por el contrario, cada tratamiento debe ser personalizado según la persona, los síntomas que presenta y el modo de expresarla.

No obstante, resulta recomendable establecer una serie de pautas orientadas a mejorar la sintomatología.

Entre las recomendaciones podemos citar las siguientes:

  • Depurar el hígado. Es uno de los órganos encargados de metabolizar todo lo que comemos o ingerimos. Mantener un hígado sano nos ayudará a mejorar la alergia. Acostumbra a introducir en tu dieta alimentos como las alcachofas.
  • Modular el sistema inmunitario. Resulta necesario saber que las reacciones de la alergia son una respuesta exacerbada de nuestro organismo ante algo que considera agresivo.
  • Desintoxicar nuestro aparato digestivo. Las patologías digestivas como el estreñimiento, las diarreas, la permeabilidad intestinal contribuyen al mantenimiento de la alergia.
  • Consumir alimentos saludables, ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes.
  • Dedicar tiempo al descanso.
  • Potenciar el ejercicio físico de forma regular adaptado a nuestro modo de vida.
  • Dedicar tiempo a la meditación.
Practicar yoga ayuda a mantener niveles de GABA

Por Julia Nogueira Soriano

Soy Julia Nogueira. Soy Médico Integrativo. Me dedico a la Medicina Integrativa desde hace mas de 20 años. Trabajo en consulta. Abordaje de situaciones desde diversas perspectivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuéntame
¿Necesitas ayuda?
Cuéntame cómo puedo ayudarte.
Hola, soy Julia Nogueira.
Ponte en contacto conmigo y trataré de resolver
todas las dudas que presentes.