Conectarse con uno mismo es la capacidad propia del ser humano que nos permite establecer un vínculo fuerte con nuestro yo interior, de forma profunda y sincera.

Conectarse es una capacidad del ser humano.

Conectarse con uno mismo permite establecer esa comunicación profunda y sincera con nosotros.
Es posible que todos y cada uno de nosotros nacemos con esa capacidad.
Sin embargo, el modo de vida que llevamos y las aspiraciones que nos vamos proponiendo hacen que esa comunicación se vaya perdiendo.
En este sentido, resulta necesario aprender a conectar con uno mismo, restableciendo ese canal de comunicación.


Cuando sentimos un amor profundo por nosotros mismos.


Cuando somos capaces de conectar con nuestra bondad.


Cuando podemos aceptar nuestros límites.


Cuando podemos perdonar nuestros errores.


Cuando podemos apreciar y aceptar los dones recibidos.
Entonces y sólo entonces,

PODEMOS COMPARTIRLOS.

«A menudo las personas dicen que aún no se han encontrado a sí mismas. Pero el sí mismo no es algo que uno encuentra, sino algo que uno crea»

-Thomas Szasz-

Conectarse con uno mismo es un proceso que uno crea.

Cómo restaurar la conexión

Cuando nos damos cuenta de la necesidad de restablecer la conexión con uno mismo, resulta necesario empezar a establecer algunas pautas:

  • Háblate de un modo cariñoso.
  • Dedica tiempo a estar contigo mismo, en silencio, en soledad.
  • Busca momentos de meditación.
  • Permite que los pensamientos estén.
  • Acostumbra a preguntarte: ¿Cómo te encuentras hoy?
  • Trata de aliviar la carga mental de tus pensamientos.
  • Intenta suavizar la interpretación de tus errores.
  • Atiende a tu yo interior y escucha aquello que quiere transmitirte.
Conectarse es una buena actividad a realizar

Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *