Los alimentos en el verano tardío van dirigidos a nutrir todos los aspectos relacionados con el fortalecimiento de nuestro sistema inmune para lograr un buen estado de salud al inicio de la nueva estación.

Los alimentos en el verano tardío van dirigidos a nutrir
Los alimentos en el verano tardío van dirigidos a nutrir nuestro organismo.
Se trata de conocer que estamos en la etapa de transición de dos estaciones, por lo que, nuestro organismo necesita incorporar una serie de nutrientes que nos ayudan al cambio de estación.
Tras la etapa veraniega, nuestro cuerpo se ha ido acostumbrando al consumo de alimentos frescos y líquidos que nos ayudan a combatir las altas temperaturas y exceso de calor.
Así pues, resulta necesario conocer el proceso de cambio que debemos ir proporcionando a nuestro organismo para evitar el acúmulo de humedad tras el exceso de calor.
Y es precisamente, esa humedad acumuladas, la que provoca la aparición de patologías frecuentes como son los catarros.

En este sentido, resulta interesante considerar dos aspectos a tener presentes a la hora de elegir alimentos:

-Comenzar, poco a poco, a REDUCIR aquellos alimentos que han predominado durante la etapa estival como son los FRÍOS, gazpachos, zumos, helados… y los CRUDOS.

-Se aconseja ir introduciendo algunos cambios respecto al tipo de alimentos y a la forma de COCINARLOS. Así pues, empezar a usar alimentos CALIENTES, aunque el TIEMPO NO ACOMPAÑE.


Los alimentos en esta etapa veraniega requieren el uso de los guisos

Alimentos destacados en el verano tardío

Hablamos de una etapa en la que el calor aun permanece a nuestro alrededor, por lo que, las comidas suelen ser frescas, a base de ensaladas y cremas frías.

Sin embargo, a pesar del calor, es necesario y recomendable, comenzar a introducir, poco apoco, alimentos calientes, en forma de guisos que, nos van proporcionando el calor necesario para combatir esa humedad propia de la estación veraniega.

Así pues, podemos destacar la presencia de alimentos propios de esta etapa como son:

las ciruelas son unos de los alimentos recomendados en verano tardio

Frutas de temporada. Las uvas, las ciruelas, los higos son algunas de las frutas propias de este momento que nos ayudan a adaptarnos al cambio de estación.

En esta etapa veraniega se recomienda el consumo de hortalizas.

Verduras y hortalizas. Entre ellas, se pueden destacar aquellas hortalizas de color tierra, anaranjado, como son las zanahorias, calabazas, boniatos.

Las legumbres se aconsejan en el verano tardío

Legumbres. Las legumbres son uno de los alimentos necesarios a incorporar en esta etapa de transición. Los garbanzos, las lentejas o las alubias ayudan.

Julia Nogueira Soriano NUTRICIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *