La Nutrición celular activa es una abordaje de tratamiento dirigido a recuperar el equilibrio de nuestro organismo mediante el uso de nutrientes celulares que facilitan la eliminación de toxinas y la recuperación del equilibrio funcional.

La Nutrición celular activa es un abordaje de tratamiento dirigido a restablecer el equilibrio de nuestro organismo.

Entendiendo la Nutrición celular activa

La Nutrición celular activa representa un abordaje de tratamiento para tratar de alcanzar el equilibrio de nuestro organismo mediante el uso de nutrientes.

Para entender este proceso necesitamos comprender cómo es el funcionamiento de la célula.

Las células de nuestro cuerpo necesitan oxígeno, energía y agua para vivir.

Pero, también, requieren la presencia de una serie de sustancias llamadas nutrientes, los cuales, son necesarios para el buen funcionamiento de nuestras células y resulta imprescindible su presencia en las cantidades adecuadas para llevar a cabo todas y cada una de las funciones.

Cada una de nuestras células requieren la presencia de nutrientes, segun la Nutrición celular activa.

Tipos de nutrientes

Entendiendo la Nutrición celular activa como un proceso de tratamiento, mediante el uso de nutrientes, es recomendable conocer cuáles son los tipos de nutrientes.

Los tipos de nutrientes son los siguientes:

  • Vitaminas. A, C, D, E y grupo B.
  • Minerales. Zinc, selenio, cobre, calcio son algunos de los ejemplos.
  • Ácidos grasos poliinsaturados.
  • Aminoácidos esenciales. La taurina, valina, isoleucina son algunos.
La nutrición celular activa contempla la presencia de vitaminas, las cuales abundan en los cítricos.

Cómo puede aplicarse la Nutrición celular Activa

Podemos aplicar el concepto de Nutrición celular Activa entendiendo la presencia de una serie de Terrenos nutricionales.

Según ésta, podemos distinguir siete Terrenos nutricionales que corresponden a diferentes cuadros biológicos.

Cada uno de estos terrenos presentan una serie de características y se deben a la falta de determinados nutrientes.

Tipos de Terrenos

De este modo, se puede hablar de los siguientes Siete Terrenos:

  • Carenciado, debido a la falta de ácidos grasos poliinsaturados.
  • Hipoglucémico. Es la falta de vitaminas su causa.
  • Ácido, debido a la falta de minerales.
  • Neurodistónico. En este caso son los minerales y vitaminas.
  • Basocolítico.
  • Intoxicado.
  • Oxidado.

Terreno Carenciado

Tal y como indica su nombre, hace referencia a la falta de elementos nutricionales del tipo de ácidos grasos poliinsaturados.
La característica de este terreno es la disminución de las defensas inmunitarias.
En este cuadro se contemplan patologías diversas como pueden ser:

  • ORL, los catarros frecuentes, las sinusitis, las alergias respiratorias.
  • Piel. Todas las dermatitis o los eccemas pueden deberse a la falta de estos nutrientes.
  • Aparato genital femenino. Las dismenorreas son algunos ejemplos de esta situación.
La nutrición celular activa contempla el terreno carenciado.

Terreno Hipoglucémico

Se caracteriza por una alteración en el metabolismo hidrocarbonado presentando patologías relacionadas con sobrepeso, diabetes.

Se contemplan toda una serie de situaciones en que el metabolismo de la glucosa está comprometido.

Así, pues, se pueden considerar situaciones diversas como:

  • Hiperglucemia.
  • Diabetes tipo I y II.
  • Situaciones de nerviosismo, irritabilidad.
  • Síndrome metabólico.
  • Mareos por bajones.
La nutrición celular activa contempla el terreno hipoglucémico

Terreno Ácido

En este tipo de Terreno, la falta de minerales se considera la causa del mismo.

Aquí, la Desmineralización es la clave.

En este tipo de terreno se suelen englobar patologías diversas como son:

  • Locomotor. Las artritis, tendinitis, bursitis obedecen a una falta de minerales.
  • Urinario. La presencia de cistitis de repetición suele deberse a esta falta.
  • Desmineralización a nivel óseo y en su grado mayor, la osteopenia y osteoporosis obedecen a esta causa.
  • Alteraciones musculoesqueléticas. las mialgias, contracturas musculares se deben a la falta de minerales.
Se  contempla la presencia del terreno ácido

Terreno Neurodistónico

Todas las situaciones que nos conducen al estrés se abordan en este tipo de terreno.

Se contemplan patologías relacionadas con el ESTRÉS.

Las patologías frecuentes en este terreno son:

  • Alteraciones del sueño.
  • Ansiedad e irritabilidad.
  • Cuadros depresivos.
  • Cansancio y astenia.
La nutrición celular activa contempla la presencia de terreno neurodistónico.

Terreno Basocolítico

Se trata de una clara alteración del aparato digestivo.

Todas las situaciones relacionadas con el aparato digestivo tienen lugar en este terreno.

Entre ellas se pueden citar las siguientes:

  • Alteraciones del tránsito intestinal. El estreñimiento o la diarrea son algunos ejemplos.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Insuficiencia digestiva o hepatobiliar.
  • Candidiasis.
  • Síndrome de sobrecrecimiento bacteriano.
Se contempla la presencia de terreno basocolítico.

Terreno Intoxicado

Las alteraciones endocrinas y metabólicas están presentes en este terreno.

Pueden incluirse todas las patologías cardiovasculares y que afectan al aparato circulatorio.

La Hipertensión arterial, la angina de pecho, el infarto de miocardio o las vasculitis son algunos ejemplos.

La nutrición celular activa contempla la presencia de terreno Intoxicado

Terreno Oxidado

Se presentan todas las patologías inflamatorias y degenerativas.

En este tipo de terreno, se pueden citar las siguientes patologías:

  • Envejecimiento prematuro.
  • Inflamaciones crónicas. Algunas tipos pueden afectar al aparato digestivo, como es la enfermedad de Chron.
  • Trastornos neurodegenerativos.
  • Enfermedades autoinmunes. La Tiroiditis de Hashimoto, Lupus o Psoriasis son algunos ejemplos.
Los problemas cardiovasculares se engloban en el terreno intoxicado.
Julia Nogueira Soriano NUTRICIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *