Blog

Entradas recientes

"Para que surja lo imposible, hay que intentar una y otra vez lo posible" (Herman Hesse)

Darse cuenta de todo lo que vives es aprender a disfrutar de cada experiencia de un modo diferente, disfrutando de cada momento como si fuera la primera vez.

Darse cuenta de lo que vives es un modo de aprendizaje

Ser conscientes

Darse cuenta de todo aquello que vamos viviendo es un nuevo modo de entender la vida.

Aprendemos a tener consciencia de cada una de las experiencias que la vida nos va ofreciendo.

¿Te das cuenta de que cada persona tiene una manera de percibir?

Ante la misma experiencia, cada persona suele reaccionar de un modo diferente.

A veces, incluso, pasamos por experiencias sin apenas darnos cuenta de lo que estamos viviendo.

Darse de cuenta de lo esencial

«Lo esencial es invisible a los ojos»
El principito, Antoine de Saint-Exupéry-

Por qué es importante darse cuenta

Apaga tu «piloto automático» y enciende el botón de la conciencia.

«Darse cuenta» es una nueva actitud ante la vida.
Consiste en realizar las mismas actividades, experiencias, encuentros pero, contemplados desde una perspectiva nueva.

Ello te permite conectar con tu esencia.

Así, te invito a iniciar un nuevo camino de aprendizaje, disfrutando cada momento y enfocándolo en el detalle.

De este modo, cuando salgas de camino al trabajo, contempla lo que hay a tu alrededor.

¡Enfócate en el detalle!


Observa los edificios, sus detalles, disfrútalo.

Igualmente, a la hora de la comida, aprecia sus detalles, su sabor, su olor, la manera en que fue preparada.

¿Cómo puedo hacerlo?

Darse cuenta es una actitud ante la vida, centrando toda tu atención y todo tu ser en cada momento, en cada experiencia que se presente, viviéndola de un modo diferente.

Hay diferentes modos de alcanzar esta habilidad.

Podemos citar algunas prácticas que pueden ayudarte a lograrlo.

Entre ellas se destacan las siguientes:

  • Aprende a identificar tus emociones. Comienza a identificar cada emoción. Siéntela. Reconoce de dónde viene y cómo la sientes.
  • Meditación. Es importante dedicar momentos a la meditación, tratando de establecer una conexión profunda contigo. Puedes empezar dedicando algunos minutos a desconectar y centrarte en tu respiración.
  • Tomar perspectiva de experiencias pasadas. Esto puede ayudarnos a contemplar otras situaciones desde una nueva perspectiva.
  • Relajación. La práctica de ejercicios de relajación nos puede ayudar a conectar con nuestra esencia de un modo diferente.
Toma conciencia de tu realidad.

Por Julia Nogueira Soriano

Soy Julia Nogueira. Soy Médico Integrativo. Me dedico a la Medicina Integrativa desde hace mas de 20 años. Trabajo en consulta. Abordaje de situaciones desde diversas perspectivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuéntame
¿Necesitas ayuda?
Cuéntame cómo puedo ayudarte.
Hola, soy Julia Nogueira.
Ponte en contacto conmigo y trataré de resolver
todas las dudas que presentes.