¡ATRÉVETE CON EL MIEDO!

A dar ese paso.

Supera esa limitación.

Sal de tu entorno.

Aprende a reconocer esa debilidad.

¡ATRÉVETE!

Atrévete con el miedo.




Todas y cada una de estas frases representan diversos estados de MIEDOS.


El MIEDO es una emoción básica y universal que nos afecta a todos, en algún momento de nuestra vida.


No obstante, hay que contemplar el LADO POSITIVO del MIEDO, ya que nos ayuda a enfrentarnos a situaciones de peligro y permiten nuestra supervivencia. Se trata de un MIEDO FUNCIONAL.


Conociendo el miedo

Un aspecto diferente a tener presente es el llamado Miedo disfuncional.

Es aquel que nos entorpece y nos limita a la hora de actuar.

En este tipo de miedo, se pueden diferenciar dos aspectos importantes:

  • Percibir cada situación como una amenaza.
  • Tener la sensación de no encontrar los recursos adecuados para afrontarlo.

Afrontando el miedo

Para poder afrontar el miedo, es necesario conocerlo en profundidad y saber diferenciar qué sentido tiene para nosotros y hacia dónde nos conduce.

¡Atrévete con el miedo!

«El miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal»
-Aristóteles-

En este sentido, podemos ofrecer una serie de RECOMENDACIONES para AFRONTAR todas estas situaciones que se van presentando a lo largo de nuestra vida:

AUTOCONOCIMIENTO. Conocerse y descubrir quienes somos nos ayuda a poder abordar situaciones difíciles. Todos tenemos FORTALEZAS y DEBILIDADES. Es importante reconocerlas y asumirlas como parte de nuestro ser.
Entrena la POSITIVIDAD. Todos vemos la realidad según el modo en que la percibimos. Y eso, precisamente puede cambiarse si te entrenas en LO POSITIVO: tus conversaciones, pensamientos, comentarios.

AUTOESTIMA. Es el conjunto de características que cada uno tenemos sobre nosotros mismos. Es recomendable fomentar la AUTOESTIMA POSITIVA, haciendo hincapié en entrenar todos y cada uno de nuestros logros y éxitos.

Aprende a identificar el miedo.
Aprende a RECONOCER EL MIEDO. El MIEDO puede presentarse de diversas formas, como puede ser en forma de soledad o tristeza o tal vez, como una falta de libertad o incluso como una dificultad para asumir cambios.
Atrévete con el miedo. Si hablas de ello te ayudará a enfocarlo mejor.
HABLA de ello. Si aprendes a compartirlo y hablar de ello con naturalidad, comenzarás a sentir relajación y seguridad. Poco a poco, va tomando forma y eso facilita su superación. Resulta muy recomendable consultar a un profesional.
Conoce las técnicas de relajación que te ayudarán a abordar el miedo.
Aprende nuevas TÉCNICAS que te ayuden a afrontarlo según tus necesidades y manera de enfocar la vida. Las técnicas de relajación, técnicas conductuales de exposición y todo aquello que te ayude a enfocarlo.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *