La primavera ya está aquí. En estos momentos de cambios es recomendable llevar a cabo una tarea necesaria para el mantenimiento de nuestra salud: la DEPURACIÓN. Y es precisamente, ahora, el momento adecuado para realizarla. ¡Desintoxícate!.

la primavera es la etapa en que se necesitan realizar curas de depuración para mejorar la salud.


La depuración es una práctica necesaria en esta etapa primaveral.
En este sentido resulta necesario conocer la función que desempeñan los órganos más importantes de nuestro cuerpo para llevar a cabo esta tarea: el HÍGADO, los RIÑONES y el SISTEMA DIGESTIVO.


Así, durante los meses de invierno, nuestro organismo acumula una serie de residuos que deben ser eliminados para mantener el flujo de energía y permitir que todas nuestras funciones vitales sigan desarrollándose de un modo adecuado.

Esta tarea de depuración debe realizarse en tres niveles diferentes: físico, mental y energético.

¿Por qué es importante la depuración?

¡desintoxícate!

Beneficios

Entre los Beneficios de la depuración podemos destacar los siguientes:

  • Mejorar las funciones de eliminación de los órganos encargados de realizarla.
  • Favorecer las funciones del sistema Inmunitario.
  • Permitir que salga todo aquello que se ha ido acumulando durante la etapa anterior.
  • Dejar espacio suficiente para que nuestras células se nutran de un modo adecuado.
  • Regular las funciones metabólicas de nuestro organismo.
  • Contribuir a la eliminación de todo lo que no nos sirve.
La depuración comienza con la puesta en marcha de la actividad física.

¿Cuándo necesitamos hacer una depuración?

Entre los posibles SÍNTOMAS que nos hacen pensar en la necesidad de realizar una buena depuración, se podría destacar:

  • el cansancio o astenia,
  • la falta de energía,
  • la dificultad para emprender proyectos nuevos,
  • dolores de cabeza o migrañas,
  • nauseas o digestiones lentas,
  • mal aliento,
  • tendencia al estreñimiento
  • apatía o abulia.

Modo de realizar una depuración

La depuración puede realizarse a diferentes niveles según la intensidad que queramos llevar a cabo. En este sentido existen diferentes MODOS DE REALIZAR una buena depuración.

La depuración se puede hacer mediante los siguientes elementos:

  • Alimentos. Las alcachofas, los espárragos, el apio o el puerro son alguno de los alimentos recomendados para desintoxicarse.
  • Fitoterapia. Las plantas con uso medicinal representan uno de los pilares básicos de la depuración. Entre ellos se destaca el diente de león, la alcachofera, el boldo.
  • Mental. Liberar tu mente de pensamientos tóxicos es una buen medida curativa para la depuración.
  • Energética. Practicar técnicas de relajación como el yoga, tai-chi o chikung ayuda a la depuración.

Algunas peculiaridades

Vamos a analizar algunos aspectos que son especialmente peculiares en cuanto al proceso de depuración.

Entre ellos se pueden destacar los siguientes:

Entre los numerosos elementos vegetales que podemos encontrar en la naturaleza, podemos destacar la alcachofera, una de las plantas con mayor capacidad de depuración a nivel hepático-biliar, permitiendo la descongestión de estos órganos y facilitando su función.
El Diente de león es un elemento vegetal necesario para realizar la función depurativa a nivel renal. Es eficaz y resolutiva en todos aquellos procesos en los que se requiera la eliminación de residuos a ese nivel.
Entre todos los elementos recomendables en las curas depurativas, hay que destacar, por encima de todos uno: EL AGUA. Es el vehículo que proporciona la posibilidad de eliminación de residuos, favorece la hidratación de tejidos y aporta la elasticidad a todos los niveles.
Los PREBIÓTICOS son elementos nutritivos que aportan las sustancias necesarias para el buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo.
Entre las sales bioinorgánicas podemos destacar NATRUM SULFURICUM por su potente efecto depurativo, ayudando a eliminar todos los elementos tóxicos a nivel intracelular.
Algunas EMOCIONES como la rabia, la ira, el enfado o la frustración deben ser vehiculizadas hacia el exterior favoreciendo su integración y descubriendo de dónde viene y cómo gestionarlas.
la gestión del estrés contribuye a mejorar la depuración.
Aprender a gestionar bien el ESTRÉS es una de las tareas necesarias para acompañar cualquier proceso de depuración, entendiendo qué nos sucede y aprender a conocernos para poder encontrar los recursos necesarios.
Practicar mindfulness ayuda a iniciar tareas de depuración.
El ESTAR AQUÍ y AHORA es una práctica necesaria a cultivar para poder acompañar todo proceso de depuración. Se debe entender como una forma de permanecer en contacto con uno mismo y con el entorno en todo momento para poder disfrutar de cada momento.
El cultivo de la gratitud aporta beneficios a la depuración.
CULTIVA LA GRATITUD. Es una de las herramientas necesarias para poder encontrar el equilibrio entre nuestro cuerpo físico y nuestra parte mental.

Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano TERAPIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *