RECONOCERSE es un acto de autopercepción que nos ayuda a darnos esa presencia necesaria para poder permitirnos ser y estar y así, podernos desarrollar en libertad.

El ser humano vive en la dualidad. Por un lado, necesita sentirse visible y pertenecer al grupo. Sin embargo, por otra parte, nos sentimos a gusto cuando estamos ausentes, disfrutando de nuestra libertad. Es por ello que, el reconocimiento debe venir por parte de la sociedad y al mismo tiempo, debe proceder de nosotros mismos.

Beneficios del reconocimiento

Los BENEFICIOS del RECONOCIMIENTO son muchos, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • genera la auto-aceptación.
  • proporciona el fortalecimiento de la autoestima.
  • favorece nuestras relaciones sociales.
  • mejora nuestra salud física.
  • potencia nuestro desarrollo mental y cognitivo.
  • fortalece nuestra salud emocional.

No obstante, es importante señalar que no podemos focalizar nuestro modo de vida en la recepción de refuerzos positivos por parte de los demás. Eso genera dependencia y debilidad.

Es muy importante recordar que según el grado de reconocimiento que hagamos hacia nosotros, así, dependerá el modo en que los demás nos ven. En este sentido, cuanto mas nos reconozcamos mayor será nuestro grado de autoestima y por tanto, mayor nuestra felicidad.

Mecanismos para potenciar

Veamos cuáles serían los mecanismos para POTENCIAR este reconocimiento.

La TERNURA es uno de los aspectos a tener presente en nuestra valoración. Háblate con ternura, mímate y trata de contemplarte con todo el cariño del mundo.
Descubre cuáles son tus FORTALEZAS, aquello en lo que puedes destacar, descubriendo cuáles son tus habilidades y secretos, haciendo de ellos un descubrimiento para ti.
Aprende a CONOCERTE, a descubrir qué cosas te gustan, cuáles son tus aficiones, dónde están tus prioridades. Aunque te resulte incómodo averiguarlo es importante tomar conciencia de ese que te satisface.
Concede un tiempo a trabajar tu DIÁLOGO INTERIOR. Es importante conocer el modo en que te hablas, las críticas que te haces y el uso indiscriminado de descalificativos hacia tu persona.
Dedica tiempo a aquello que te gusta, a lo que te hace crecer, a lo que te hace sentir de un modo especial. No importa si los otros lo entienden o comparten. Tan solo depende de ti: es tu elección.
Contempla la posibilidad de anotar TUS LOGROS. Puedes hacerlo escribiendo, grabando en el móvil o dibujando. Pero házlo. Dedica un tiempo a reflexionar sobre todo lo que has logrado. Todo lo que has llegado a SER.


Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *