Las emociones son reacciones complejas de nuestro organismo. Conocerlas y ponerles nombre es uno de los ejercicios mas liberadores y sanadores que podemos practicar. Para ello es necesario conocer sus tipos y cuáles son sus funciones.

Entendiendo las emociones

Las emociones son unas reacciones complejas de nuestro organismo ante la llegada de un estímulo .Éste puede venir desde nuestro interior, a través de pensamientos o recuerdos o desde el exterior, mediante una situación o experiencia vivida.

Resulta interesante conocer la diferencia entre una emoción y un sentimiento.

Mientras la emoción es una reacción compleja de nuestro organismo, el sentimiento es una percepción subjetiva que combina las éstas con las experiencias del pasado y nuestra personalidad.

Esto nos ayuda a entender cuáles son nuestros estados emocionales y cómo podemos abordarlos.

Conocer su Origen

Todas las emociones tiene un origen. Al hablar de ellas debemos entender cuál es su origen.

Tiene un origen biológico. Traduce rápidamente lo que nuestro cerebro quiere expresar. Actúa como una huella consciente.

Refleja todo lo que está sucediendo en nuestro interior.

Según la mayoría de los investigadores, se acepta la teoría evolutiva de Darwin como la mas aceptada.

¿Cuáles son sus Funciones?

Suelen desempeñar una serie de funciones que nos ayudan a desarrollar un beneficio importante para nuestra supervivencia así como, bienestar general.

Entre las funciones principales podemos destacar:

1-Adaptativa.

Prepara a nuestro cuerpo para la acción, facilitando que reaccionemos de la mejor manera en cada situación.

Durante años, la especie humana ha ido adquiriendo una serie de emociones para poder perpetuar la supervivencia de la especie, como es la comunicación simbólica mediante signos.

Se han ido haciendo cada vez mas complejas para adaptarnos a las nuevas situaciones que debemos vivir.

2-Motivacional.

Las emociones desempeñan una importante función motivacional.

Así pues, condicionan que tengamos una determinada reacción en función de la emoción que se encuentre presente.

De este modo, cuando tenemos miedo, es necesario entender que esta emoción nos protege y nos motiva para poder desarrollar una acción diferente.

3-Social.

Una de las funciones mas interesantes en cuanto al desarrollo del ser humano es su función social.

Es precisamente esta función la que nos permite relacionarnos y entender el modo en que otros se expresan.

Las emociones tienen una función social importante ya que, nos ayuda en la relación con los demás.

Tipos de emociones

Una emoción es un estado que se genera internamente a partir de un estímulo.

En este sentido, no suele hablarse de emociones positivas o negativas, ya que todas ellas nos sirven y ayudan a entender cuál es nuestro estado emocional y cómo podemos abordarlo.

Así pues, hablamos de 2 tipos de emociones:

1-Primarias.

Presentan las siguientes características:

  • Son universales.
  • Determinan fácilmente la expresión facial y de nuestro cuerpo.
  • Son perdurables en el tiempo.
  • Tienen una función adaptativa y de supervivencia.
  • Provocan una reacción biológica.
  • Son motivacionales y nos ayudan al cambio.

Las emociones primarias son: el miedo, la tristeza, la alegría, la ira, la sorpresa y la aversión.

2-Secundarias.

Presentan las siguientes características:

  • Son el resultado de la combinación de varias emociones primarias.
  • No presentan unos rasgos faciales característicos.
  • No tienden a la acción e incluso, a veces pueden pasar desapercibidas.
  • Desempeñan principalmente una función adaptativa.

Algunos ejemplos de emociones secundarias son la verguenza o el asombro.

Beneficios al expresar tus emociones

Como dice Marian Rojas Estapé en su libro «Cómo hacer que te pasen cosas buenas» las emociones hay que expresarlas porque de lo contrario te ahogan.

En este sentido, es necesario conocer todos los beneficios que podemos lograr cuando aprendemos a expresar nuestras emociones.

Entre los BENEFICIOS que se obtienen al expresar estos estados podemos citar:

Te ayuda a entender tus emociones. Al expresar tus emociones se reduce la intensidad de lo que estás sintiendo y al mismo tiempo, tomas conciencia de lo que sucede.
La expresión de nuestras emociones conduce al bienestar físico y mental.
Bienestar emocional. La expresión de tus emociones te permite alcanzar un estado de bienestar emocional.
Cuando tenemos alguna emoción que nos produce dolor o sufrimiento, la expresión de dicha emoción nos libera y suelta la tensión contenida.
Al permitir la expresión de tus emociones conectas con tu esencia, permitiendo entender cuáles son tus necesidades, de dónde viene y qué están expresando.
Las emociones pueden, a veces, limitarnos y es necesario conocer cuáles son los límites.
Tomas conciencia de tus límites. Cuando estamos inmersos en una emoción limitante nos sentimos atrapados y bloqueados, no pudiendo movilizar nuestra energía.

Mejora tu relación social. La expresión de tus emociones es altamente eficaz para mejorar tu relaciones sociales.

Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *