La rabia se considera una emoción primaria que expresa un malestar interior y nos moviliza para responder a una situación que percibimos como una amenaza o un peligro, siendo fundamental para la supervivencia.

La rabia es una emoción primaria que expresa un malestar interior y nos moviliza a reaccionar ante una determinada situación.

Características

La rabia es una emoción primaria que presenta una serie de características que la definen.

Estas son las siguientes:

  • Es universal a todas las personas.
  • Se determina fácilmente por la expresión facial.
  • Presenta una función de adaptación.
  • Es perdurable en el tiempo.
  • Suele provocar una reacción biológica.

Funciones

Al hablar de la rabia, podemos encontrar la presencia de 3 tipos de funciones destacadas.

La rabia tiene una función adaptativa frente al entorno.
Adaptativa. La rabia expresa un malestar interior como elemento para adaptarse al entorno, el cual se percibe de un modo amenazador.
La función motivacional viene definida por la percepción de nuestra realidad.
Motivacional. La aparición de esta emoción conduce al cambio. Ello determina una variación en la percepción de nuestra realidad.
Una de las principales funciones de la rabia es la función social.
Social. Una de las funciones determinantes como expresión de la rabia es su función social.

Hacia dónde se dirige

Algunas veces, esta emoción surge como consecuencia de una reacción hacia otra persona que, nos provoca esa reacción de expresión.

En otras ocasiones, la rabia va dirigida contra uno mismo, acompañándose de otras emociones como la culpa.

En cualquier caso, tanto si va dirigida a otra persona como hacia nosotros, no nos libera. Al contrario, nos destruye. Nos hace infelices.

Si no abordamos esta emoción de un modo adecuado, va a ir creciendo, cada vez mas en nuestro interior, provocando un malestar mayor.

Es necesario realizar un abordaje adecuado de esta emoción para mejorar nuestro estado de salud y evitar situaciones negativas.

Qué nos enseña la rabia

Puede que tras esta emoción encontremos una serie de circunstancias que presentan como rasgo común la insatisfacción personal.

Entre estas situaciones podemos encontrar:

  • Situaciones de abandono en la infancia.
  • Expectativas no cubiertas.
  • Exceso de perfeccionismo.
  • Sentimientos de inferioridad.
  • Sensaciones de fracaso.
  • Frustraciones repetidas.

Todo ello nos conduce a tratar de indagar qué es lo que mueve esa emoción y de dónde procede.

Solo si indagamos de un modo profundo y sincero, podremos gestionar de forma favorable estas situaciones.

Abordaje de la rabia.

Al abordar la rabia debemos contemplar una serie de aspectos

La rabia se aprende. Es una emoción que se aprende desde niño y, a veces, se expresa de un modo automático.

Identificar la rabia. A veces, la rabia se ha aprendido desde niño como un modo de reaccionar ante determinadas situaciones. En otras ocasiones es un modo de expresar algo que no te agrada. En cualquier caso, es recomendable saber de dónde procede esa emoción.

Reconocer los síntomas que alertan. Es interesante darse cuenta de qué elementos acompañan de forma habitual a al rabia. Puede ser que se presente un nudo en el estómago. sudoración excesiva, dificultad en la expresión.

Algunas señales y signos externos nos ayudan a identificarla.
Practicar la relajación y encontrar fuentes de tranquilidad resulta necesario para su abordaje.

Aprender a bajar la intensidad de la rabia. Resulta interesante concentrarse en esta emoción, respirar profundamente y conectar con tu yo profundo.

Herramientas de abordaje. El enfoque de la mente hacia otro punto de atención resulta casi imprescindible para poder abordar esta emoción. Distraer tu mente, dirigir tu atención hacia otro lugar es importante.

El abordaje de esta emoción requiere el uso de determinadas herramientas que ayuden a dirigir nuestra atención.
Es recomendable encontrar un modo diferente de expresar nuestras emociones.

Encuentra otros modos de expresar tus emociones. Aprende a reconocer cómo te sientes, qué deseas expresar y cómo quieres hacerlo. La elección está en ti.


Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano PATOLOGÍAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *