Llega Diciembre y, con él el cambio

en diciembre, la actividad suele cambiar

Llega Diciembre y la actividad comienza a replegarse. El frío va inundando nuestro espacio. Esto se observa a nuestro alrededor y va afectando a nuestro organismo de un modo particular, pudiendo condicionar nuestra actividad diaria.

¿Qué patologías suelen aparecer?

Llega Diciembre y suele producirse un cambio en el entorno, dando paso a la bajada de temperaturas y llegada del frío invernal, aunque en los últimos años, esta llegada se retrase cada vez mas.

Aún así, la irrupción brusca de la bajada de temperaturas puede ocasionar la llegada de los temidos catarros o cuadros gripales, los cuales, pueden limitar y condicionar nuestra actividad diaria.

Así mismo, la falta de luz ambiental por el cambio de hora puede dar lugar a ciertas sensaciones de tristeza y apatía, dando paso, si persiste en el tiempo, a cuadros de desánimo o depresión. Se debe prestar atención especial a estas situaciones que, de ser persistentes en el tiempo, deben atenderse de un modo particular.

También son frecuentes las gastroenteritis, debidas a la presencia de virus circulantes en esta etapa que favorece la transmisión de estos agentes patógenos.

Todas estas situaciones pueden condicionar y limitar nuestra actividad diaria.

Por ello, resulta necesario tener un conocimiento mas profundo acerca de los alimentos recomendados o las actividades posibles para fortalecer nuestro sistema inmunitario.

Llega diciembre  y resulta necesario actividades como el senderismo

¿Qué alimentos podemos consumir?

Llega Diciembre, la actividad comienza a replegarse. Y nuestra actividad física cambia. Es por ello, recomendable conocer aquellos alimentos presentes en esta estación, aquello que la naturaleza, sabiamente, nos regala.

Es recomendable conocer el estado de la naturaleza para saber cómo nuestras necesidades van cambiando en función de nuestro entorno.

Así, pues, debemos enfocar nuestra atención hacia el consumo de aquellos alimentos que la tierra nos ofrece, porque nos va preparando para la llegada de la nueva estación: el invierno.

En este sentido, se recomienda el consumo de frutas y verduras de temporada como son:

  • puerros, ricos en minerales y vitaminas que depuran y remineralizan.
  • naranjas, con un contenido importante en vitamina C, necesaria para nutrir nuestras defensas.
  • espinacas, con un elevado contenido en minerales como hierro, fósforo o calcio, nutrientes recomendables para mantener nuestra salud ósea.
  • jengibre, especia que calienta y no disipa el calor.
  • canónigos, que aportan minerales y vitaminas.
  • coliflor, reina del invierno que aporta minerales, vitaminas y antioxidantes.
  • frutos secos como nueces, almendras, anacardos o avellanas que, además de proporcionar minerales, aportan fibra y ácidos grasos esenciales.
Llega diciembre y con el las naranjas  uno de los alimentos propios de diciembre

Recomendaciones

El mes de diciembre representa el cambio que, da paso a la llegada de la nueva estación, por lo que, resulta saludable llevar a cabo una serie de recomendaciones.

Los alimentos de temporada ayudan a mejorar las defensas

Consumir alimentos de temporada nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune y mantener la salud. Es interesante saber que los guisos deben incluirse en esta etapa para fortalecer las defensas y contribuir a que nuestro organismo no acumule esa humedad que da paso a los cuadros catarrales y gripales.

Practicar un deporte ayuda a mejorar la salud

Practicar ejercicio físico es una actividad recomendada para fortalecer tu salud y potenciar la autoestima y bienestar. Debe realizarse una actividad adaptada a ti, según tus horarios, estilo de vida y aficiones. De este modo, puedes caminar, realizar alguna actividad física que te permita mantener tu energía o practicar algún deporte.

Dormir bien es una herramienta valiosa

Dormir bien es una herramienta valiosa para empezar a incluirla en nuestra vida diaria. Es lo que se conoce como higiene del sueño. Son una serie de recomendaciones que podemos conocer para mejorar la calidad de nuestro sueño, adaptando nuestro descanso y proporcionando la calidad necesaria.

Mantener la mente ocupada es saludable

Mantener la mente ocupada es una herramienta valiosa para fortalecer nuestro sistema inmune y así, nuestra salud. Es recomendable dedicar nuestra atención a aquellas actividades que nos proporcionan agrado, cultivan nuestra concentración y nos permiten mejorar la función nerviosa. Podemos hacer crucigramas, sudokus, sopas de letras o dedicar tiempo a actividades mas específicas como pueden ser los juegos de mesa o la lectura.

La amistad nos proporciona felicidad.

Dedicar tiempo a nuestros amigos y conocidos es un elemento necesario a tener en cuenta para mejorar la salud. A veces, podemos hacerlo de forma presencial pero, en otras ocasiones, basta con una simple llamada o un breve contacto para mantener esa relación. Sentir el hecho de pertenecer a un grupo o formar parte de un entorno es necesario para nuestra salud.

La gratitud nos aporta bienestar

Uno de los pilares clave para mantener nuestra salud reside en cultivar la gratitud. Cada día es un regalo. Aprende a reconocer todo aquello que la vida te ha ido proporcionando hasta llegar al momento presente. Dedica un tiempo a agradecer todo lo que la vida te ha regalado.


Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *