Aprende a dar sentido a tus celebraciones

celebración consciente da sentido a tu vida

La celebración consciente es un acto propio del ser humano que da sentido a nuestras vidas, permitiendo un agradecimiento profundo de nuestra existencia y contribuyendo a caminar en este sentido.

¿Para qué hacemos una celebración consciente?

La celebración consciente es un acto propio del ser humano que nos permite conectar con nuestro ser, alcanzando una conexión profunda con nuestro entorno.

Representa un momento de toma de consciencia en la que solemos conectar con dos elementos que favorecen nuestro bienestar:

  • valoración de todo aquello que somos y tenemos, permitiendo conectar con la profundidad de nuestro ser.
  • agradecimiento de todo lo recibido que, nos enfoca hacia nuestro presente y nos proyecta hacia nuestro futuro.

¿Qué solemos celebrar?

Cualquier momento es bueno para celebrarlo.

Puede tratarse de acontecimientos extraordinarios como es el nacimiento de un bebé, alcanzar un nuevo trabajo o superar una enfermedad.

En otras ocasiones, sentimos que nuestro día a día no requiere el acto de celebrar.

Sin embargo, es necesario que nos detengamos, de vez en cuando, a celebrar aquellas pequeñas cosas que hemos logrado alcanzar, ya que, son precisamente estos pequeños momentos los que dan sentido profundo a nuestra existencia.

Alégrate de haber logrado algo que llevabas tiempo postergando o simplemente, haber podido alcanzar un reto que te habías planteado hace tiempo.

Aprende a disfrutarlo.

¡Celébralo!

Cualquier motivo es bueno para la celebración

Tipos de celebraciones

Desde la antiguedad, el ser humano ha aprendido a festejar sus triunfos y logros mediante diversas celebraciones, diferentes según cada cultura, cada país.

Hemos aprendido a celebrar determinados momentos como es la Navidad, los cumpleaños o los ascensos.

Sin embargo, nos hemos olvidado de recordar y celebrar aquellos pequeños momentos que nos aportan bienestar, refuerzan nuestra autoestima y fomentan la empatía con los demás.

Podemos entender que tenemos determinados tipos de celebraciones que nos han sido legadas a través de generaciones en cada cultura.

Así pues, podemos diferenciar:

  • celebraciones culturales. Solemos celebrar los días de nuestra Comunidad, el día de la patrona, el día mundial del chocolate y un sinfín de días, como el día de la Paz…
  • celebraciones personales y familiares. Nos hemos acostumbrado a celebrar los aniversarios, cumpleaños o las bodas.
  • celebraciones de logros o metas. Suele celebrarse todo aquello que supone la adquisición de un logro como puede ser aprobar unas oposiciones.
  • celebraciones de «pequeños momentos» de aquellas situaciones cotidianas que nos acercan a nuestra esencia y conectan de un modo mas profundo con nosotros mismos.
tenemos motivos suficientes para celebrar

La importancia de celebrar

Según la escritora Judit Glaser, creadora de la «inteligencia conversacional», el acto de celebrar eleva nuestro niveles de endorfinas, hormonas responsables de la felicidad y el bienestar emocional.

Todas las celebraciones nos conectan con emociones positivas y al mismo tiempo, nos permite enfocarnos en la relación con los demás y potenciar nuestra autoestima.

Los beneficios que podemos encontrar si cultivamos el acto de celebrar son:

  • Conecta con tu ser profundo.
  • Mejora la autoestima.
  • Potencia tu creatividad.
  • Fomenta la relación con los demás.
  • Libera hormonas del bienestar como serotonina, dopamina.
  • Mejora el sueño.
  • Libera tensiones.
  • Aleja la depresión.
celebra tus logros

Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *