Depurarse es un acto de eliminar todos aquellos elementos que no sirven.

Depurarse es el proceso que consiste en llevar a cabo la eliminación de todos aquellos elementos que se han ido acumulando en nuestro organismo y ya no nos sirven, quedando almacenados en nuestro interior en forma de residuos.

Entendiendo la depuración

Depurarse es desprenderse de todos aquellos elementos, ya sean nutricionales o no, que se han ido acumulando durante tiempo en nuestro organismo y se han convertido en sustancias de desecho que ya no nos sirven.

¿Por qué es necesario depurarse?

La depuración lleva consigo la eliminación de toxinas, ya sean alimentarias, emocionales o cognitivas.

Todo aquello que entra en nuestro organismo cumple un cometido, una función, ya sea nutricional, cognitiva o emocional.

El alimento nos nutre y ayuda a obtener energía.

El pensamiento nos proporciona la elaboración de ideas que nos conducen a la acción.

Las emociones aportan energía vital y son la base de nuestros sentimientos.

Si todos y cada uno de estos elementos no llegan a cumplir su función, se quedan acumulados en nuestro interior en forma de toxinas.

¿Para qué necesitamos las toxinas?

Es recomendable saber que todos esos elementos convertidos en toxinas deben ser eliminados, porque, en caso contrario, se acumulan y bloquean nuestra energía, dificultando la realización de toda una serie de funciones vitales.

¿Cómo podemos depurarnos?

Depurarse es un acto de eliminación de todo aquello que no sirve, que nos sobra.

Pero, ¿Cómo depurarse?

Para llevar a cabo la eliminación de todas aquellas toxinas que nuestro cuerpo necesita eliminar, hay que desprenderse de ellas haciendo un proceso de limpieza: el drenaje.

El drenaje es un proceso que potencia la eliminación de sustancias desecho y vierte al sistema linfático y sanguíneo todo aquello que se considera un desecho.

Seguidamente, estos elementos son dirigidos hacia las vías naturales de eliminación como son los emuntorios naturales: riñón, vía digestiva y la piel.

No obstante, se debe señalar que todas esta funciones son realizadas gracias al aporte de un importante órgano que contribuye a su realización: el hígado.

El hígado es uno de los órganos que ejercen un papel prioritario en la depuración y eliminación de sustancias de desecho.

Es interesante hacer mención de la importancia de llevar a cabo este proceso de un modo suave, amable, sin que provoque ninguna sobrecarga a nuestro organismo.

Depurarse es liberarse de emociones que nos bloquean

¿Cuáles son sus beneficios?

Depurarse es llevar a cabo una acción profunda de limpieza y eliminación de sustancias de desecho.

Entre los beneficios que obtenemos al realizar esta depuración podemos destacar los siguientes:

  • Reduce la retención de líquidos en nuestro interior.
  • Fortalece el sistema inmunitario al desprenderlo de todos los residuos.
  • Mejora la función digestiva, evitando problemas relacionados con el proceso de digestión.
  • Resuelve los problemas de alergia de forma significativa.
  • Mejora la funcionalidad de nuestros emuntorios.
  • Previene las lesiones de piel como dermatitis o alergias.
  • Reduce los problemas de intolerancias alimentarias.
  • Mejora la ansiedad y estrés.
  • Reduce los problemas de cefaleas o migrañas.
  • Contribuye a mejorar las curas de adelgazamiento.

¿Cuándo es recomendable?

Depurarse es un proceso recomendable en cualquier etapa y momento de nuestra vida.

Pero si estamos en contacto con la naturaleza, nos daremos cuenta que, tras la etapa invernal, la naturaleza explosiona al despertar la primavera.

Y es, precisamente, en esta estación, cuando se llevan a cabo todos los procesos de eliminación para dar paso a la llegada de una nueva estación.

Empieza ahora.

El exceso de luz puede afectar a muchas personas
«La primavera es la manera que la naturaleza tiene de expresar: ¡Celebremos!»