La conexión consciente es un estado de atención y presencia en cada momento

La conexión consciente es un estado de atención y presencia plena en cada momento y en cada lugar preciso que nos permite tener plena atención de cada momento vivido, como elemento de crecimiento personal.

Entendiendo la conexión consciente

La conexión consciente nos invita a tener nuestra atención focalizada en aquello que estamos desarrollando en ese preciso momento.

Podemos considerar que la conexión consciente se acompaña de una serie de características como son:

1.Focalizar la atención, tratando de utilizar todas las herramientas para potenciar esta actividad.

2.Desarrollar la fuerza de voluntad. Es interesante destacar la importancia que tiene cultivar la fuerza de voluntad.

3.Potenciar la intencionalidad. Mostrar la intención de cada uno es una tarea importante.

4.Establecer una comunicación asertiva.

5.Cultivar la empatía. Ponerse en el lugar del otro, mostrando la escucha es un punto clave.

6.Mono-tasking. Se trata de fomentar la realización de tareas únicas en un espacio de tiempo, en contra de las multitareas que se llevan últimamente.

Aspectos claves

La conexión consciente se apoya en tres pilares que podemos considerar como elementos claves para su desarrollo.

Estos son:

La atención es un aspecto clave de la conexión consciente

La atención

La atención es uno de los aspectos claves a tener en cuenta si quieres potenciar las conexiones conscientes.

El tiempo

El tiempo representa un elemento crucial en el desarrollo de la conexión consciente. Recuerda el tiempo que dedicas a personas y actividades y cómo resultan en tu vida.

el tiempo representa un elemento valioso en la conexión consciente
La profundidad mejora las conexiones conscientes

La profundidad

La profundidad es un aspecto relevante si quieres establecer conexiones conscientes. ¿Cómo llevas a cabo tus actividades? ¿Qué grado de profundidad tienen?

La atención como elemento relevante

Para desarrollar la conexión consciente podemos recurrir a toda una serie de herramientas que nos proporcionan el modo de cultivar este tipo de conexiones con las personas o con nuestras actividades, focalizando nuestro esfuerzo en mejorar nuestra atención.

Para ello, podemos hablar de 3 aspectos interesantes, a tener en cuenta, para poder entender la importancia que la atención tiene en el desarrollo de este tipo de conexiones.

Mindfulness

La mayoría de nosotros hemos oído hablar de esta actividad para poder desarrollar nuestra atención, tratando de tener la «presencia» en cada momento y en cada lugar.

Resulta interesante dedicar especial atención a toda una serie de actividades o ejercicios que nos ayudan a estar en el aquí y ahora.

Un ejemplo sencillo puede ser tratar de dedicar un momento de atención a alguna actividad diaria que realicemos como puede ser el desplazamiento al trabajo o el momento de la ducha.

Nos centramos en cada instante, tratando de descubrir los detalles.

Mind-wandering

Mind-wandering es un fenómeno psicológico opuesto al mindfulness.

Realmente, no tiene una traducción exacta pero sería como tener la mente dispersa, paseando o divagando.

Suele suceder en aquellos momentos en que practicamos alguna actividad rutinaria como correr, pasear, ir al trabajo…y entonces, nuestra mente se distrae, se dispersa.

Es una actividad que nos aleja de la conexión consciente y dificulta nuestra atención.

Solemos ponerla en marcha cuando realizamos alguna actividad de una forma rutinaria, en la que, no centramos mucho nuestra atención.

Para ello, resulta interesante darse cuenta de su aparición en nuestra mente, para poder fijar nuestra atención desde otra perspectiva.

Flow o momentos de optimización

¿Has tenido, alguna vez, un momento flow?

Momentos flow suelen aparecer en aquellas situaciones en las que se produce una profunda conexión entre tu mente y tu actividad. Suele darse la sensación de que nos olvidamos del entorno, no oímos el teléfono porque estamos absolutamente «conectados», incluso, a veces, nos hablan y parece como si estuviésemos a miles de kilómetros de ese lugar concreto.

Generalmente, ocurre en aquellas situaciones en que se nos demanda un reto importante, para así, poder alcanzar el objetivo.

Solemos tener una experiencia realmente gratificante si logramos alcanzar estos momentos flow.

Si contemplas tu realidad desde otro lugar, es posible encontrar resultados diferentes que te ofrecen una nueva dimensión, un nuevo camino a recorrer.

Aquí y ahora.

La atención plena mejora la conexión consciente.
«La única cosa que es real al final de tu viaje es lo que está sucediendo y lo que estás haciendo en este momento. Esto es todo lo que hay, siempre.«-Eckhart Tolle.