La lavanda es una flor con propiedades nutricionales

La lavanda es una planta silvestre con flores aromáticas que presenta una serie de propiedades aplicadas a la salud con efectos nutricionales interesantes, siendo propia de la zona Mediterránea.

Componentes

La lavanda es una planta silvestre aromática que crece en los prados de la zona mediterránea.

Se le conocen cinco variedades, de las cuales, tres de ellas presentan propiedades medicinales.

Entre sus componentes podemos encontrar:

  • Taninos
  • Fitoesteroles
  • Ácido esencial rico en linalol, alcanfor y cineol.
  • Ácido rosmarínico.
  • Flavonoides.

Propiedades

La lavanda es una planta aromática con muchas propiedades medicinales que contribuyen a mejorar nuestra salud.

¿Para qué sirve?

Entre sus propiedades podemos citar las siguientes:

  • Antiinflamatoria gracias a los componentes. Por esta propiedad se utiliza en casos de dolores musculares u otro tipo como las cistitis, cólicos.
  • Antiséptica. Mejora las infecciones urinarias y los cálculos renales. En este caso concreto, resulta muy beneficioso tomarla en forma de infusión, combinada con otras plantas de acción diurética como la cola de caballo.
  • Es antiespasmódica, sedante y analgésica. Le permite aplicarse con efecto beneficioso en el tratamiento del dolor, tanto a nivel digestivo como nervioso. Es especialmente eficaz en el tratamiento de las migrañas. Se puede tomar en forma de infusión o poniendo las flores en el agua del baño.
  • A nivel externo se utiliza como antiséptica y cicatrizante en algunas situaciones como las úlceras, los herpes o heridas profundas.
  • Tiene una acción calmante y relajante, sobre todo, si se aplica de forma tópica en masajes.

Para qué sirve

La flor de lavanda tiene muchas aplicaciones a nivel medicinal dada la gran variedad de componentes que le confieren interesantes propiedades.

Por este motivo, la lavanda tiene una serie de acciones beneficiosas para la salud como son:

Lavanda  ayuda a mejorar el sueño

Mejora el sueño

Lavanda es una planta silvestre que ayuda a conciliar el sueño, mejora el insomnio y relaja la musculatura, así como, combate la crisis de pánico.

Es interesante preparar una infusión antes de dormir con la mezcla de lavanda, pasiflora y azahar.

Ayuda a combatir el olor de pies

Lavanda ayuda a mejorar la sudoración, evitando el mal olor de los pies.

Para ello, se puede preparar una mezcla de lavanda y salvia en 1 litro de agua.

Se prepara la mezcla y se utiliza como baños de pies para mejorar el olor.

Esta planta silvestre ayuda a mejorar el olor de pies
Lavanda facilita la digestión

Facilita la digestión

Lavanda facilita la digestión, evitando la acumulación de gases y mejorando el proceso digestivo.

Una infusión recomendada para mejorar la digestión consiste en mezclar lavanda con semillas de menta e hinojo.

Uso tópico

Lavanda ejerce una acción relajante sobre el sistema nervioso. Presenta un efecto relajante si se usa de forma tópica aplicada en forma de aceite para masajes. En este caso se suele añadir a aceite de almendras para relajar la musculatura.

Lavanda relaja la musculatura