La soledad es un estado de aislamiento en el que, el individuo se encuentra solo, sin compañía de una persona o animal.

la soledad es un estado de aislamiento.

Entendiendo la soledad

La palabra soledad representa la habilidad de estar sin nadie.

Sin embargo, en nuestros días, no suele concebirse como una habilidad, sino que, le solemos dar un matiz negativo.

Somo seres sociales, necesitamos la compañía de otros seres, ya sean personas o animales de compañía.

Desde que nacemos, necesitamos la presencia de alguien. El afecto forma parte de nuestra esencia como seres vivos.

Sin embargo, a veces, aparece ese sentimiento de soledad cuando nos sentimos dependientes de otros.

Existe una diferencia entre el estado de soledad, que implica sentirse solo o solitario y el otro estado de sentirse solo, libre, sin dependencia de nadie.

Cuando aparece la sensación de soledad, nos sentimos en dependencia de alguien, necesitando su compañía. Esto genera una serie de sensaciones que nos dificulta nuestra relación, pudiendo afectar nuestra salud. Nos sentimos incapaces de estar solos y afrontar nuestra vida en soledad.

Se han realizado estudios en los que se aprecia una clara relación entre la presencia de este sentimiento de soledad y algunas enfermedades degenerativas.

Causas del sentimiento de soledad

Entre las posibles causas del sentimiento de soledad podemos citar las siguientes:

  • Escasas habilidades sociales.
  • Timidez o introversión.
  • Dificultad para estar solo.
  • Situación traumática como puede ser la pérdida de un ser querido.
  • Personas de edad avanzada.
  • Personas con una autoestima baja.
  • Dificultades económicas o sociales.

Características del sentimiento de soledad

Cuando hablamos del sentimiento de soledad podemos encontrar una serie de características o síntomas que lo representan.

Aislamiento

Una de las características relevantes del sentimiento de soledad es la percepción de sentirse aislados de todo cuanto les rodea.

Abatimiento

El abatimiento o las sensaciones de tristeza suelen acompañar a este sentimiento de soledad. Puede ser algo leve o convertirse en un proceso depresivo si se mantiene en el tiempo.

Agotamiento

Las personas que tienen sentimiento de soledad suelen percibir una falta de energía que les dificulta la realización de tareas y actividad física y mental.

¿Cómo puedo cambiar este sentimiento de soledad?

¿Cómo puedo cambiar esto?

A veces, nos sentimos inmersos en esta situación que nos envuelve y no nos deja actuar.

Es importante darse cuenta y no permanecer demasiado tiempo en este estado de soledad.

Para ello, es necesario detener ese bucle y comenzar a poner en marcha nuevas conductas que nos ayuden a salir de ahí, haciendo que se vaya estimulando la actividad interpersonal de cada uno.

A veces, es suficiente hacer una llamada telefónica.

En otras ocasiones podemos hacer una visita a un vecino o un familiar.

Todo ello va propiciando la liberación de neurotransmisores que nuestro cerebro va interpretando de forma positiva.

Algunas personas inician una actividad al aire libre, lo cual, favorece el intercambio con otras personas y al mismo tiempo, propicia el encuentro con la naturaleza, haciéndonos conectar de un modo especial con otros seres vivos.

Saber estar solo, sentirse libre

Aprender a estar con uno mismo es una habilidad que requiere nuestra atención y nuestro aprendizaje.

¿Por qué aprender a estar solo?

Son muchos los BENEFICIOS que podemos encontrar cuando cultivamos ese espacio íntimo y personal de la soledad.

Entre ellos, se pueden destacar los siguientes:

  • Te ofrece tiempo para poder reflexionar de un modo profundo.
  • Te permite disfrutar de la independencia. Eso te aporta fortaleza para afrontar situaciones.
  • Te regala autenticidad. El autoconocimiento nos ofrece la posibilidad de conocernos en profundidad y así, poder entender mejor a los demás.
  • Te beneficia a nivel emocional ya que, te permite conocerte y aprender a gestionar mejor tus emociones.
  • Te ayuda a ser mas eficiente y productivo, fomentando la creatividad.
  • Te permite entender cuál es el límite entre la soledad y la socialización, entendiendo la elección de relacionarse como un regalo, no una necesidad.
  • Mejora tu autoestima.

Tu persona va a acompañarte el resto de tu vida.

Así que, ¿Por qué no empezar a conocerse y estar con uno mismo?

Es el momento.


Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *