El apego es un vínculo afectivo que se establece desde los primeros momentos de nuestra existencia, pudiendo afectar a diversos aspectos de nuestra personalidad y condicionando nuestro modo de actuar en la vida adulta.

El apego es un vínculo afectivo que se establece desde el comienzo de nuestra existencia.

Qué es el apego

El apego es un concepto ampliamente estudiado y desarrollado a partir de las teorías de John Bowlby

Este concepto hace referencia al modo particular en que las personas establecemos una relación con aquellos que, desde el primer momento en que nacemos, nos cuidan y se ocupan de nosotros. Pero, se puede ampliar este concepto, en el sentido de considerar el apego como cualquier lazo emocional que se establece entre dos personas y que crea la voluntad de permanecer en la cercanía o el contacto.

Se basa en la idea de que, durante esta primera etapa, se van a ir desarrollando todas las características de la neuroplasticidad del cerebro. Esto permite desarrollar, a posteriori, todas las habilidades de un cerebro adulto.

Este concepto se compone de tres elementos:

  • La construcción mental. Esto nos permite establecer la relación de pertenencia e incondicionalidad.
  • La unión afectiva. Nos proporciona sensación de bienestar y sentimientos de alegría.
  • Sistema de conductas. Esto nos proporciona la posibilidad de establecer las relaciones.
La neuroplasticidad es una característica de nuestro cerebro que se desarrolla a partir del apego.

Importancia del apego

Cuando nacemos establecemos un vínculo especial con la persona que nos cuida, ya sea papá, mamá o un cuidador. Y es precisamente, en esa interacción, cuando comenzamos a conocer cómo es el mundo que nos rodea.

Entonces, podemos empezar a cuestionarnos algunas preguntas básicas como:

¿Es el mundo un lugar seguro?

¿Somos bienvenidos?

¿Soy suficiente con lo que soy ?

Así pues, según el tipo de relación que se establece con nuestro cuidador se determinará un aspecto importante de mi personalidad:

. ¿Quién soy?

.¿Qué puedo esperar del mundo?

¿Cómo debo comportarme?

«El origen del sufrimiento es el apego»

-Buda-

La importancia de cómo se crea esta relación se centra en el hecho de que a partir de aquí se construyen 4 conceptos importantes para el desarrollo de nuestra autoestima:

  • El Autoconcepto. Es el concepto que tenemos de nosotros mismos.
  • La autoimagen. Es reflejo de nuestra imagen.
  • El autorrefuerzo. Refleja la confianza que tenemos en nosotros mismos.
  • La autoeficacia. Según este concepto nos sentimos seguros y confiados.
El apego que se establece determina el tipo de autoconcepto que desarrollaremos posteriormente.

Tipos de apego

Según la relación que se establece desde el primer momento de nuestra existencia con la persona que nos cuida, podemos diferenciar distintos tipos de vínculos.

Seguidamente, vamos a considerar los distintos tipos de apego:

El apego seguro aporta seguridad y confianza en la relación.

Seguro. Es el tipo de apego mas frecuente en la infancia. Permite una exploración del entorno con relativa facilidad.

Se caracteriza por la Incondicionalidad: el niño sabe que su cuidador no le va a fallar.

Se establece una relación segura y confiada con el entorno, permitiendo una sintonía emocional entre el niño y la figura de apego.

Serán adultos competentes y seguros emocionalmente.

Ambivalente. En este caso la figura del cuidador suele tener emociones contrapuestas, lo cual, genera en el niño una constante sensación de inseguridad.

El niño explora en el entorno con mucho cuidado y no se atreve a separarse mucho.

Generalmente, quienes hayan vivido este tipo de vínculo serán adultos dependientes emocionalmente.

El apego preocupado origina ansiedad y angustia.

Preocupado. La preocupación se considera sinónimo de afecto. Pero esta preocupación suele generar ansiedad y angustia.

Estos niños aprenden a no expresar sus temores o emociones por no crear ansiedad.

Suelen ser adultos que tienden a desarrollar miedos e inseguridad.

Evitativo. La figura de relación puede no haberse mostrado claramente, por lo que, el niño no cuenta con su presencia y aprende a buscar soluciones en otro lugar y tiende a la evitación.

No suelen mostrar sus emociones ni tienden a satisfacerlas adecuadamente.

Son adultos con tendencia a no mostrar sus emociones y con cierta dificultad en las relaciones.

Los gritos propios de un ambiente desestructurado encajan en el apego desestructurado.

Desorganizado. Es una mezcla entre el preocupado y el evitativo.

El niño aprende a identificar la ambivalencia de las emociones.

Suelen ser propias de ambientes desestructurados. Generan mucha rabia y frustración y suelen tener dificultades para establecer relaciones.

Claves para cambiar el tipo de apego

Este tipo de vínculo no es un concepto inmutable y puede cambiarse a lo largo de la vida de una persona.

Toda persona que, en su infancia haya tenido cualquier tipo de apego ambivalente, inseguro o desestructurado, puede aprender a integrar cuáles serían las características de un apego seguro.

En cuanto a las claves para fomentar el apego seguro en un niño podemos destacar:

  • Ser constantes. El patrón se establece cuando se mantiene la constancia en la actitud.
  • Marcar límites claros y firmes. Mantener una postura firme y clara proporciona seguridad y confianza.
  • Mostrar aceptación incondicional.
  • Ayudar a regular las emociones. El aprendizaje emocional es clave para el desarrollo de un apego seguro.
  • Validar sus emociones aceptando sus sentimientos.
  • Ofrecer consuelo y amor.

Respecto al adulto, es recomendable realizar un trabajo personal para ir descubriendo cuáles son las características que debe tener una relación, ya sea familiar, laboral o personal.

En este sentido, resulta necesario contemplar el abordaje de la Inteligencia Emocional que nos ayuda a encontrar el camino para lograr las bases de unas relaciones sanas.

Encontrar las claves para un apego seguro te proporcionará la felicidad como adulto.
Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *