Conoce la resiliencia y descubre todo tu potencial

La resiliencia es la capacidad de adaptación a la adversidad

Conoce la Resiliencia y descubre esa capacidad que todos presentamos para poder adaptarnos a todas y cada una de las situaciones que la vida nos va presentando, pudiendo desarrollarlo con efectividad, gozando de salud y bienestar.

¿Qué es la Resiliencia?

Conoce la resiliencia y descubre esa capacidad que nos permite afrontar la adversidad desde otra perspectiva.

¿Qué es aquello que nos permite adaptarnos a situaciones difíciles?

¿Por qué hay algunas personas que saben encajar las dificultades y otras no?

Esa extraordinaria capacidad de adaptación a las adversidades es lo que se conoce como Resiliencia.

Como dice Marian Rojas Estapé «ese talento nace de una fortaleza interior que todos tenemos desarrollada en mayor o menor medida». («Cómo hacer que te pasen cosas buenas» Ed. Espasa).

Ser resilientes nos otorga la fuerza necesaria para poder afrontar todas las experiencias y salir fortalecidos de ellas.

¿Cuáles son sus pilares?

El concepto de resiliencia fue creado por el médico y psiquiatra Boris Cyrulnik, hijo de emigrantes judíos de origen ucraniano. Sus padres fueron deportados a un campo de exterminio y Cyrulnik pronto descubre el trauma y sus causas, lo que le lleva a intentar ayudar a otros.

Según Cyrulnik, los tres pilares de la resiliencia son:

  • El personal. Contar con las herramientas necesarias para poder afrontar el trauma desde la infancia es una de las causas que ayudan a la resiliencia.
  • Contexto familiar. Según el tipo de apoyo que tenemos, así, podremos desarrollar nuestra capacidad de adaptación. El apego seguro contribuye a su eficacia.
  • Contexto social. El apoyo de la comunidad, amigos y familiares contribuye a gestionar el trauma desde otra perspectiva.
El amor materno establece un vínculo seguro

¿Cómo son las personas resilientes?

Las personas resilientes son capaces de afrontar adversidades y enfrentarse a diversas situaciones hostiles con eficacia.

Entre los rasgos que predominan en las personas resilientes, podemos destacar los siguientes:

  • Saben pedir ayuda y cómo hacerlo.
  • Expresan sus emociones y externalizan los pensamientos.
  • Identificar lo que les sucede y saben reconocer los límites.
  • Son autoconscientes y saben identificar sus limitaciones.
  • Aceptan lo que les sucede. Esto no es resignación sino, entender lo que pasa y tratar de encontrar la mejor solución posible.
  • Tienen buenos hábitos de higiene, sueño y alimentación.
  • Son responsables de sus actos.
  • Entienden que no tienen la solución a todos los conflictos y necesitan ayuda.
  • Practican mindfulness o cualquier otra actividad que les permita conectar consigo mismos.
La confianza es uno de los pilares

¿Cómo podemos desarrollarla?

Conoce la resiliencia y descubre todos aquellos beneficios que puedes tener si aprendes a desarrollarla.

Entre las maneras de fomentar la resiliencia se destaca:

  • Fomentar las relaciones con los demás. Es necesario establecer relaciones sanas y constructivas, aceptando la ayuda y ofreciéndola cunado sea necesario.
  • Aceptación. Los momentos de cambio ocurren en nuestra vida de una manera repetida. Resulta aconsejable aprender a aceptar esos cambios.
  • Entender los obstáculos como momentos de oportunidad en vez de fracaso.
  • Tener claro cuales son tus objetivos e ir hacia ellos.
  • En tu vida diaria trata de tomar decisiones.
  • Trata de ampliar tu perspectiva, buscando una visión diferente de las cosas.
  • Fomenta la visión positiva de las cosas.
  • Trata de ser asertivo.
  • Cultiva la gratitud y así la vida te devolverá con abundancia.
  • Disfruta del presente, en cada momento, en cada situación, como si fuera la primera vez.

¿Cuáles serían sus beneficios?

Cultivar la resiliencia te ofrece la oportunidad de vivir con intensidad, sabiendo que puedes encontrar otros modos de afrontar las dificultades.

Para ello, es necesario que conozcas todos los beneficios que te aporta:

El sueño se mejora si fomentas la resiliencia

El sueño se mejora de forma considerable si fomentas la resiliencia. Esto te permite tener la confianza de poder afrontar las circunstancias adversas.

Cultivar la resiliencia mejora la función vascular

Si fomentas la resiliencia podrás lograr un beneficio importante para la función cardiovascular, evitando problemas de hipertensión, arritmias o taquicardias.

La gestión del estrés mejora con la resiliencia

Si desarrollas la resiliencia aprendes a gestionar el estrés de un modo diferente, mejorando tu calidad de vida y dedicando tiempo a lo que realmente importa: tú.

el sistema inmunológico mejora con la resiliencia

El sistema inmunológico mejora considerablemente si pone en marcha las herramientas para desarrollar la resiliencia. Esto te lleva a tener una vida saludable.

La concentración mejora al cultivar la resiliencia

La memoria y la concentración son dos capacidades cognitivas que suelen potenciarse de un modo considerable en las personas resilientes.

la energia mejora

La energía vital se potencia si eres una persona resiliente, ya que, aprendes a afrontar la vida desde otra perspectiva, siendo capaz de encontrar solución a las dificultades y gestionarlas desde otro lugar.


Descubre más desde Consulta Integral

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Julia Nogueira Soriano CRECIMIENTO PERSONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *